Métodos anticonceptivos después del embarazo

Condones. Hablando de métodos no hormonales: los condones son una opción bastante popular cuando se trata del control de la natalidad, especialmente después del parto, cuando muchas madres no quieren lidiar con las hormonas añadidas que ingresan a su cuerpo durante el embarazo de 3 semanas ya de por sí agotador. Minipíldora. En su chequeo de seis semanas después del parto, si el médico dice que las cosas han sanado lo suficiente para lograrlo, Y usted está amamantando Y quiere ayuda hormonal, él/ella probablemente le recetará la “minipíldora”. La minipíldora es un anticonceptivo oral que contiene una pequeña cantidad de progestina (más baja que otros anticonceptivos) y no contiene estrógeno. La razón por la cual no hay estrógeno es porque se sabe que disminuye el suministro de leche en las madres lactantes.

Método de Amenorrea de la Lactancia. Esta es una manera elegante de decir que algunos creen que amamantar a su bebé es un método de control de la natalidad en sí mismo. Y aunque esto no es completamente falso, no se recomienda que confíe únicamente en la lactancia materna como forma de control de la natalidad, ya que es posible quedar embarazada durante la lactancia. Muchas mujeres no tienen periodos menstruales regulares o ningún periodo menstrual durante sus experiencias de amamantamiento, por lo que asumen que no están ovulando, pero el embarazo puede ocurrir y a menudo ocurre durante este tiempo.