Problemas en el alquiler

Averia en PC 3

Algunos de los problemas habituales que te puedes encontrar cuando estás de alquiler pueden parecer muy molestos, pero es que en verdad lo son, por ejemplo, una de las cosas que siempre me ha reventado más es el tema de los recibos de la luz y del agua, de las revisiones, de aquellas cosas que debes tener el permiso del propietario para poder modificar. Aunque siendo sinceros, mientras pagues religiosamente cuando toca, los problemas se minimizan mucho, y más con el tiempo, ya que al pasar los meses lo que el propietario quiere es cobrar, ya le da igual que hagas o dejes de hacer mientras el piso quede en condiciones para el siguiente, si le cuidas bien la casa, pagas y no das problemas a los vecinos la cosa funciona a las mil maravillas.

También es cierto que el alquiler tiene sus beneficios, primero que al no ser tu propiedad hay cosas de las que no debes preocuparte, como por ejemplo reuniones con los vecinos, el tema de los impuestos como el IBI o la comunidad, incluso todo aquello relacionado con cosas más estructurales de la propia vivienda, ya que si no fallan, pues ale, para adelante. También algo que a mí me preocupa mucho, es que no quería comprar un piso porque estaba soltero, no era tanto por tener pareja o no, era porque sabía que una cosa es un piso de soltero y otra muy diferente es uno de pareja, y ya ni hablemos de uno con hijos, por eso era algo raro no poder maniobrar mejor con estas situaciones, y ante todo, aunque parezca mentira, es mejor pensar en estos temas antes de meterte en una bonita hipoteca.

Tenía amigos que la habían cagado y mucho con esto, pisos de aquellos que dan repelús por un montón de pasta, y que luego al juntarse con alguien no podían vender, uno incluso acabó vendiendo por menos de lo que le costó y se quedó con una bonita hipoteca a pagar sobre nada. No, el alquiler era una opción mucho más segura, asequible, y además, en unos años estaré en otra situación, o incluso me iré por ahí a conocer mundo. Mejor así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *